Las acciones realizadas en materia educativa por el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, se producen en el marco de lo que algunos analistas califican como “el fin de un ciclo” en el desarrollo de los sistemas educativos latinoamericanos (Cf. CEPAL-UNESCO,19

En efecto, al menos en el caso de México, el desarrollo del sistema educativo nacional (SEN) puede

La primera de estas etapas se caracterizó por la creación de un sistema de educación básica, de carácter único, nacional, centralizado y homogéneo. Sus dos principales tareas fueron: a) abatir los altos índices de analfabetismo (alrededor del 70 por ciento tras la Revolución), llevando la escuela a los sectoresmayoritarios del país y, b) identificar a los diferentes grupos (clases, etnias, comunidades, etcétera) con el naciente estado posrevolucionario, es decir, integrar a la nación mediante la promoción de una cultura nacional única para todos los mexicanos (lenguaje,símbolos, etcétera).La segunda etapa, de los años 40 a los 80, consistióen un acelerado proceso de expansión y diferenciación del sistema educativo. Por una parte, la matrícula eneducación básica creció rápidamente, y por otro, el

92).periodizarse en tres grandes etapas: un período deinstitucionalización (1920-1940), un período de crecimiento acelerado y diferenciación del sistema(1940-l980), y un período reciente de estancamiento (década de los 80).SEN se diversificó con el surgimiento y consolidación de otros subsistemas: educación técnico-agropecuaria, bachillerato, universidades, etcétera. Este último *Investigador del Departamento de Investigaciones Educativas, del Centro de Investigación y Estudio Avanzados del IPN.

 

 

 

Eficiencia.- Si bien, para mediados de los años 80,
casi se había logrado satisfacer la demanda de enseñanza primaria, alcanzando una cobertura del 98 por ciento, también se habían generado problemas como: serias disparidades regionales, descenso en la cobertura en años recientes (del 98 por ciento ya mencionado, pasó al 90 por ciento, según el censo de 1990); persistencia de elevados índices de analfabetismo (12.4 por ciento promedio nacional) con serias disparidades regionales (casi 100 por ciento en algunas comunidades indígenas, y menos de 3 por ciento en algunas zonas urbanas); incremento de los índices de expulsión o deserción (en personas entre 3 y 15 años, el 33 por ciento está fuera de la escuela; 20 millones de adultos sin primaria terminada, 16 millones sin secundaria, 6 millones de analfabetas (42 millones de adultos sin educación básica terminada);estancamiento o baja en el índice de escolaridad a nivel nacional.
Proceso, aunado a la terrible caída del gasto educativo durante la década de los 80, generó tensiones y contradicciones que revelaron la rigidez y obsolecencia de ciertas estructuras (curriculares, administrativas,etcétera).Así, hacia fines de los 80 el SEN llegó aun momentode agotamiento en algunos de sus patrones de desarrollo: el acelerado ritmo de crecimiento de la matrícula en todos los niveles disminuyó o se estancó; el financiamiento descendió a los niveles de 1979; la en tela de juicio.Esta situación llevó al gobierno a identificar cuatro grandes problemáticas delSEN: eficiencia, calidad de la educación, centralización-burocratización y financiamiento. 

comenta: ¿Qué ha sucedido con el crecimiento educativo en los ultimos años?