Blogia

BIENVENIDOS

EL DESARROLLO DEL AUTOCONCEPTO

La psicología social le ha dado creciente importancia a la idea del autoconcepto. Aunque el autoconcepto, o sea, la imagen que tenemos de nosotros mismos, sea objeto de estudio de otros sectores de la psicología, dos factores que llevaron a los psicologos sociales a que se interesaran más y más en esta área:

Nuesto autoconcepto es formado, en gran parte, por medio de la comparación con otras personas.

Nuestro autoconcepto es de gran relevancia en una variedad de situaciones sociales.

El autoconcepto de cada uno se forma por medio de la percepción de nosotros mismos (nuestro sexo, las características de nuestra familia, nuestras preferencias, etc). Así como la percepción de cómo nos relacionamos con otros y de cómo nos comparamos con otras personas. En consecuencia, podemos decir que nos formamos una imagen de nosotros mismos básicamente de la misma manera en que nos formamos una impresión acerca de otras personas.

Es muy simple la pregunta incial que desencadena todos los cuestionamientos  en torno a este tema: ¿Quén Soy? Las respuestas pueden comenzar por los aspectos físicos, pasando por características de personalidad, hábitos, ideas políticas, preferencias recreativas, estado civil, particularidades muy personales, llegando hasta las referencias zodiacales, hoy tan de moda.

Introspección, autoconciencia, observación de nuestro propio comportamiento y de nuestras reacciones emocionales, autoesquema (Self-Schemes) la reacción de quienes nos rodean: estas son las fuentes que pueden ofrecer algunas respuestas a la pregunta planteada en el párrafo anterior.

La instrospección se refiere al proceso de "mirar hacia adentro" e intentar discriminar nuestros pensamientos, emociones y motivaciones. A diferencia de lo que se piensa, no se trata de una actividad que realicemos con mucha frecuencia, además, siempre está sujeta con a interferencias no conscientes.

Por autoconciencia debe entenderse no sólo un proceso de autoobservación de nuestro comportamiento, sino también de autoevaluación, que ocurre cuando contraponemos nuestro comportamiento actual con el de modelos ideales que hemos interiorizado (Wicklund, 1975).

En lo que se refiere a esquemas, este es el nombre que se acordó dar a una estructura organizada de conocimientos acerca de las personas, asuntos, objetos etc. que utilizamos para entender el mundo que nos rodea. Cuando el enfoque del proceso somos nosotros mismos, lo llamamos autoesquema. Así los autoesquemas serían estructuras de conocimientos que tenemos sobre nosotros mismos, basadas en experiencias parasadas, los cuales nos ayudan a aentender, explicar y prever nuestras propias acciones

En resumen, el autoconcepto se refiere a la idea que tenemos acerca de nuestro complejo y multifacético yo. Acumulamos una serie de creencias correctas o no sobre quiénenes somos; estas creencias están fuertemente influidas por varios factores, pero en especial, por los resultantes del proceso de interacción social como un todo.

Referencia Bibliográfica:  Rodriguez A, Assmar E, Jablonski B (2004) Psicología Social. Editorial Trillas.

Para comentar contesta:

¿Cómo mercadologo escribe para que te sirve saber esto?

Elaborá una investigación de la intervención de la psicología en la mercadotecnia con respecto a la promoción. Llevala a clase en un resumen con las ideas principales, (en tu cuaderno).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres